Levantamiento de Senos - Mastopexia

Generalmente, se conoce a la mastopexia como a la cirugía estética cuyo destino es arreglar los problemas de pecho caído.

El tamaño y la forma de los senos de una mujer vienen predeterminados genéticamente y se considera que alrededor de los 17-18 años han completado su desarrollo; no obstante, con el transcurso de los años, el pecho femenino sufre transformaciones estructurales y funcionales causadas por diferentes motivos: el aumento de volumen en el periodo premenstrual, el embarazo, la lactancia y el aumento o disminución de peso corporal.

Estas suelen ser las causas principales que provocan que el pecho pierda la forma, se vuelvan flácidos y empiecen a colgarse, aunque también hay que tener en cuenta la irremediable acción de la fuerza de la gravedad.

Cualquiera que sea la causa, la solución para recuperar un pecho firme y en la posición correcta, pasa por realizar una mastopexia (intervención quirúrgica de levantamiento de mamas), esta operación se puede realizar conjuntamente a un aumento con prótesis en el caso de que se posea poco volumen.

Candidata ideal para una mastopexia

instituto-de-medicina-y-cirugia-estetica-aran-y-hernandez-mastopexia-03La presencia de unos pechos caídos puede ser el causante de preocupación, malestar e incluso de depresión y ansiedad para muchas mujeres.

El levantamiento de senos puede proporcionar un considerable aumento de la autoestima y de la confianza en aquellas mujeres que hayan decidido realizarse una mastopexia ya que el resultado final de esta intervención suele derivar en una clara mejora de la imagen personal.

Por lo tanto, cualquier mujer con los pechos caídos, que goce de buena salud, sea psicológicamente estable, que tenga una visión realista y su objetivo principal sea el de mejorar su aspecto físico, será considerada como la candidata ideal para esta intervención.

Riesgos de la mastopexia

fajamastopexiaUna mastopexia es una operación segura en manos de un Cirujano Plástico Certificado, pero como en toda operación quirúrgica, existen ciertos riesgos que hay que conocer y aceptar.

Después de la operación habrá dolor que se podrá controlar sin mayor problema con analgésicos, aparecerán moratones en la piel, inflamación y pérdida temporal de la sensibilidad. Quedarán cicatrices permanentes que, en función a la técnica empleada, serán de mayor o menor tamaño y estarán localizadas en distintas partes del seno; por lo general, con el paso del tiempo las cicatrices tienden a ser poco visibles. En las mujeres fumadoras se dan más problemas con la cicatrización de las heridas y en el proceso de curación en general.

Cirugía

Generalmente la mastopexia tiene una duración de 2 a 3 hrs y se realiza de forma ambulatoria aunque en ocasiones es necesaria la hospitalización durante 24  horas. La anestesia usada en la mayoría de los casos es locorregional y sedación o anestesia general, también es posible realizarla con anestesia local y sedación.

La operación consiste en elevar el pecho caído, remodelar la mama y recolocar el pezón en una posición más alta, todo esto se consigue extirpando el exceso cutáneo y adaptándolo al volumen que va a quedar: cuando el pecho esta vacío será necesaria la colocación de una prótesis que aporte volumen.

Las técnicas usadas en esta operación pueden ser muy variadas, se identifican por el tipo de cicatriz que deja en la piel: cicatriz periareolar pura, cicatriz en T invertida, cicatriz en J o en L y cicatriz vertical. La elección de una u otra técnica será una decisión que tomará el cirujano según sus propias preferencias y de las características de las mamas.

Postoperatorio

Después de la operación los pechos estarán hinchados durante un par de días y habrá que llevar un vendaje elástico durante este tiempo. Cuando el vendaje es retirado habrá que sustituirlo por un sujetador deportivo que habrá que usar día y noche durante un mes. Las suturas serán retiradas  aproximadamente a los 10 días de la operación y durante la recuperación deben evitarse los movimientos violentos, no se podrá levantar peso ni subir los brazos por encima de los hombros.

Si el trabajo que se realiza no precisa de gran actividad física, la incorporación al mismo se podrá realizar en aproximadamente 7 días. Habrá que evitar el ejercicio físico enérgico durante un mes y medio o dos, y no se deberá mantener relaciones sexuales durante la primera semana tras la operación.

La recuperación será gradual y aunque las mejoras serán perceptibles prácticamente desde el principio, los resultados de la operación no serán óptimos hasta pasado un año, a partir de este tiempo las cicatrices serán menos visibles y la forma de los senos más firme.

Contacta con el especialista

Sus preguntas son bienvenidas.

* denota un campo obligatorio